Algo de Maitei

Después de ser carpintero, constructor, luthier, actor, mochilero de varios continentes, llegué a la Argentina – por necesidad enseñé mi lengua y el buscar otras formas de compartir, me llevó al canto, teatro, el lenguaje del cuerpo, comunicación y salud…

Hace más de 10 años que se impusieron propuestas esenciales como el Pachakutic (Tiempos de cambio), el Buen vivir, la recuperación de valores ancestrales que cambiaron mi visión en artes, educación, terapias y salud, comunicación… Necesité de estar presente a nivel social, descubrí el acompañamiento en la cárcel, desmanicomialización, participé de asambleas de pueblos originarios y ambientales y finalmente surgieron 2 grandes propuestas: Agricultura orgánica y regenerativa – Transición.

Me volví filósofo, comunicador, observador de nuestros encuentros. Se volvió imprescindible compartir el un buen vivir, indagar sobre el ritual de la asamblea – donde se reúnen los agentes de cambio, los guardianes del bien-común.

Se aprende a OBSERVAR, ANALIZAR, DISEÑAR y PROYECTAR – nadie cambia o sana en lo profundo si no comprende lo que le sucede y es consciente de los desafíos de su tiempo – las personas, los espacios, los grupos se deben de reconsiderar sus estrategias para darle la fuerza que merecen a sus proyectos.

 

 

Menudo desafío, el sintetizar en pocas palabras tantas experiencias y proyectos; después de ser carpintero, constructor, luthier, secretario, mochilero de varios continentes, llegué a la Argentina, por pura necesidad enseñé mi lengua, sorprendentemente me llevó al canto, teatro, el lenguaje del cuerpo, comunicación y salud… Hace más de 10 años que mis actividades se orientaron hacia el bien-estar, la salud, la comunicación y la recuperación de valores ancestrales. Necesité de estar presente a nivel social: acompañamiento en la cárcel, anti-psiquiatría y desmanicomialización, sanación de vínculos, participación de asambleas de pueblos originarios y ambientales, permacultura y finalmente Agricultura orgánica y Transición.
Cuanto más avanzaba, más imprescindible se hicieron nuevas herramientas para un buen vivir, en particular el sentido-común de la sabiduría ancestral y el valor de la asamblea como guardián del bien-común. Aprendimos a OBSERVAR y ANALIZAR – nadie cambia o sana en lo profundo si no comprende lo que le sucede y es el comprender que le permitirá elaborar en conciencia su propia estrategia – las personas, los espacios, los grupos se deben de reconsiderar sus estrategias para darle la fuerza que merecen sus proyectos.
En este espacio quisiera compartir experiencias, observaciones, herramientas y propuestas para todos estos movimientos que están naciendo.

A la distancia, sorprende mucho observar cuan similar son los desafíos de estos 2 proyectos, laboratorios: Antropología del Arte / Semillas de Cambio para salvar la Tierra

 

Menudo desafío, el sintetizar en pocas palabras 30 años de experiencias y proyectos. Luego de pasar por la música, construcción, carpintería, lutería, actuación… llegaba a Buenos Aires donde por pura necesidad comencé a dar clases de idiomas. El deseo de vencer el aburrimiento, felizmente despertó una pasión por la enseñanza y la comunicación.

Del idioma al canto, al teatro
El deseo de responder a la dificultad del otro me llevó a «mezclar todo»: Cantábamos al comenzar la clase de francés, decían poesía, narraban cuentos – les pedía que se levanten y me insulten o se transformen en oradores políticos… se ponía divertido. Les incitaba a poner el cuerpo, a buscar sus palabras, a defender su propuesta.

En busca de nuevos horizontes
Rápidamente comprendí que la enseñanza de los idiomas no se encuentra en los libros – peor aún, son los libros los que dificultan la enseñanza. Mis alumnos memorizaban palabras escritas que cuando las repetían nadie podía entender – no hace falta decirles que no la pasaban bien. Para poder mostrar el ejemplo tuve que aprender a modular, encontrar el ritmo y el tono acorde al momento del alumno. ¿¡Tenía la sensación de re-descubrir mi propio idioma?!


Nacimiento de una vocación
Lo maravilloso de eso fue que me impulsó a profundizar con el entrenamiento corporal y vocal – volver a la música y el teatro.

En el fondo de cada persona, hay una búsqueda de Libertad, asfixiada por la confusión – malestares que genera el estrés, las críticas, obligaciones, normas, modas… nos volvemos frágiles, tímidos, arrogantes, enojadizos, tensos – a contracorriente de nuestros sueños.

“el Camino de la VOZ” siempre quiso ser un espacio de intercambio, de juego, de experimentación y de creación. Un espacio abierto del cual nadie quede afuera. Lejos de la crítica, nos vamos liberando, revalorizamos nuestras ideas, nuestros sentimientos… nos construimos un lenguaje propio, nos animamos a la creación.


No existen voces desafinadas, feas – sino voces “apagadas” que solo piden soltarse.
No existen cuerpos torpes, rígidos – sino cuerpos que piden movimiento.

 

is actividades buscan borrar fronteras entre escenario y cotidiano, fomentar “encuentros”, para pensar las diferentes disciplinas artísticas como parte de un mismo objetivo maravilloso: el Arte de expresarse.

Fueron muchos los filósofos, psicólogos, artistas, gente simple que marcaron el camino. De todas estas experiencias nació una pedagogía simple y plena de sentido común que busca acompañar el otro, despertar confianza – “sos tu mejor aliado”.

Del teatro a la comunicación
La mayoría de mis alumnos eran tímidos o torpes al inicio pero gozaban literalmente del poder despertar. ¿Qué hacía que esta persona, aparentemente suelta, se paralizara o se quedara sin voz? Cada persona es un caso particular en un proceso a veces lento o difícil y c/u necesita de algo diferente: más cuerpo, más actitud, más relajado en la relación…

El don de la observación – “Ver para hacer ver”
Nadie cambia o sana en lo profundo si no comprende lo que le sucede y es consciente de los desafíos del momento. El peligro es copiar, el automático, la “improvisación” – la “cosificación” de nuestras vidas. Solo faltaba un paso para llegar a la antropología.

Integración del triángulo Cuerpo * Mente * Voz
La antropología cambió profundamente mi visión del canto, del Arte – me llevó a reconsiderar lo aprendido, salir de la técnica y volver a “la esencia”. La observación de nuestros pueblos, de sus costumbres y rituales propone otra forma de vivir nuestras encuentros, nuevas actitudes más sinceras, vitales y profundas a la vez.

Al reconocer que la comunicación es omnipresente en nuestras vidas, se volvió imprescindible una visión integral del ser humano – “cuando la cabeza no da más, pone el cuerpo!” Es sabido que gran cantidad de actores buscaron resolver en el teatro problemas existenciales / algunos psicólogos me derivaban sus pacientes para que pasen a la acción.

Filosofía y cambio de paradigma
Como aceptar que muchos actores viven el teatro como una ficción y no como una realidad… El buscar otro abordaje anclado en el cotidiano, modificó radicalmente mi visión del Arte, de la educación, de las terapias y sobretodo de la comunicación.
El problema del individualismo es que se aprende en el encuentro con el “otrx”. Necesité de estar presente a nivel social, descubrí la cárcel, los espacios de desmanicomialización, participé de asambleas de pueblos originarios, ambientales.
Luego apareció la Agricultura orgánica que me hizo ver cuan difícil es vivir en la ciudad. Necesitaba conectar con la tierra, participar de proyectos de cambio.

on ahora los 2 universos/polos esenciales y complementarios de todo mi proyecto. Ambas propuestas apuntan a fortalecer las capacidades expresivas de las personas.

– “el clown”nos saca de la solemnidad, nos permite jugar, sentirnos realmente libres de opinar y compartir.
– “el canto” armoniza nuestras voces, las vuelve melodiosas, les da ritmo, permite resignificar las palabras.

1a. al Encuentro de tu Voz – nivel inicial
del Habla al Canto – tus voces…

Descubrir su cuerpo y su voz son grandes desafíos. Se aprende con el otro, a confiar y estar atento a cosas pequeñas e inmensas como el sentirse VIVO, cantar con el alma, el corazón, las “tripas”.
Lejos de la crítica: “nadie queda afuera.”
Nos buscamos constantemente y el canto en movimiento es una herramienta particularmente eficaz para encontrarse – reconocerse en la acción, integrarse al grupo, valorar sus ideas, expresar sentimientos… y aveces sorprenderse.

1b. Músicos, cantantes, performers y sus voces
Taller de Antropología vocal – Interpretación e Improvisación

¿Canto, porqué canto? – Fortalece y libera el alejarse del canto como producto. Conecta con el deseo de comunicar, de compartir, de ser parte de la propuesta, del momento…. Todo un desafío! ¿Sino, de qué servirían: cantos, poesía, cuentos, antropología, creatividad?
Interpretar e Improvisar – se retro-alimentan: El don y el goce de la interpretación está en el poder “bailar” dentro de la forma.

2. Clown vocal, Narración, locución…
Todas las voces, los cuerpos de mi Clown

El clown es más que una técnica, un espacio que le permite a c/u y sin esfuerzos inútiles encontrarse con su facultad de juego, realizar el sueño de hacerse entender. Las lenguas se desatan, partimos a soñar otros mundos. Cuando el clown se vuelve absurdo, poético, trágico… sus fantasías no tienen límites.
Este clown no se queda en el relato, juega con el relato: busca un decir lleno de emociones, de comentarios sagaces y ácidos, de alabanzas, reproches… Lleno de amor y odio, de poder e impotencia… si canta será para acariciar el oído del otro.

3. Coaching y Dirección de artistas
Dirección vocal y artística – Acompañamiento y Diseño

Repetidas veces me invitaron a sumarme a los ensayos de un proyecto. Fue enorme sorpresa ver como el enfatizar el impacto de la voz, de la actitud sobre el espectador. Al tomar conciencia, ya no se habla de dificultad, sino de potencial – el actor se conecta.
La participación de estos artistas se vuelve mucho más clara e intensa: dejan de intentar responder a las expectativas del director, a sus fantasías. Se apoderan de la escena, ya no es ficción, buscan vivir a pleno el momento. (leer “Carta al actor de Grotovsky)

Los límites del individualismo  – Hace más de 10 años, necesité salir al encuentro de otra humanidad, reconocer experiencias colectivas: cárcel, manicomios, asambleas, escuelas, huertas urbanas, lucha ambiental… Descubrí la necesidad y el potencial de una visión holística que pone adelante los valores y el interés colectivo por sobre las enseñanzas académicas – una guía para reconsiderar nuestras prácticas, nuestras vidas.

Vivimos tiempos difíciles y a la vez fascinantes:  En estos tiempos de confinamiento, son muchos los que “indigna” el kaos generado por nuestra cultura, el nivel de indiferencia, tensión y violencia. Por primera vez en nuestra historia, gracias a las tecnologías de comunicación, se hacen oír voces que denuncian el sin sentido de nuestras vidas. ¿Será el comienzo del Pachakutik anunciado por la tradición andina? Tiempos fascinantes los de la transición, porque por primera vez, aunque con discordia, el mundo se pone a pensar y se pregunta: ¿Después del confinamiento, cómo no volver a la A-normalidad?

De esta visión «integral», nacieron los 3 pilares de mis actividades, los 3 ejes de este espacio WEB – de mi forma de ver y pensar la VIDA. En este espacio quisiera compartir experiencias, observaciones, propuestas… y por supuesto, escuchar sus comentarios. .

el Arte de expresarse – del teatro al canto​

el Arte de pensar y Comunicar

 

el Arte de diseñar y proyectar

 

Los límites del individualismo  – Hace más de 10 años, necesité salir al encuentro de otra humanidad, reconocer experiencias colectivas: cárcel, manicomios, asambleas, escuelas, huertas urbanas, lucha ambiental… Descubrí la necesidad y el potencial de una visión holística que pone adelante los valores y el interés colectivo por sobre las enseñanzas académicas – una guía para reconsiderar nuestras prácticas, nuestras vidas.

Vivimos tiempos difíciles y a la vez fascinantes:  En estos tiempos de confinamiento, son muchos los que “indigna” el kaos generado por nuestra cultura, el nivel de indiferencia, tensión y violencia. Por primera vez en nuestra historia, gracias a las tecnologías de comunicación, se hacen oír voces que denuncian el sin sentido de nuestras vidas. ¿Será el comienzo del Pachakutik anunciado por la tradición andina? Tiempos fascinantes los de la transición, porque por primera vez, aunque con discordia, el mundo se pone a pensar y se pregunta: ¿Después del confinamiento, cómo no volver a la A-normalidad?

De esta visión «integral», nacieron los 3 pilares de mis actividades, los 3 ejes de este espacio WEB – de mi forma de ver y pensar la VIDA. En este espacio quisiera compartir experiencias, observaciones, propuestas… y por supuesto, escuchar sus comentarios. .

el Arte de expresarse - del teatro al canto
el Arte de pensar y comunicar
el Arte de diseñar y proyectar

Actor y Cantante, inició su formación en Francia: actoral en la escuela del grupo de Peter Brook y musical en el conservatorio de Música clásica de Saint Germain en Laye y el CIM (escuela de jazz) en Paris. Luego, su actividad profesional y artística se abrió a la actuación y la dirección teatral. En su recorrido pasó por múltiples experiencias y técnicas expresivas: clown, narración, teatro callejero, cine, jazz, cantos tribales…
Paralelamente desarrolló una intensa actividad docente, que procura liberar las posibilidades expresivas de cada uno, integrando cuerpo, voz – mente y espíritu. Las actividades se fueron diversificando: Circo para chicos – Teatro de “riesgo” y CLOWN Vocal – Talleres vocales y de interpretación – Improvisación vocal sobre cantos étnicos – Yoga vocal. Abriéndose a nuevos espacios: clown para sordos e hipoacúsicos, clown y canto en el hospital, cantos de madres embarazadas y madres con sus niños, taller vocal destinado a las radios comunitarias y las asambleas…
Sus investigaciones lo han llevado a intentar “recuperar y enlazar” sus experiencias artísticas y humanas. Un intento de fusionar el espacio artístico con lo social. Actualmente sus proyectos tanto a nivel pedagógico, como creativos, siguen dos líneas claramente complementarias:

Interpretación e Improvisación vocal desde los Cantos étnicos
Clown vocal y cosmovisión andina.

Pensar el Cambio – Salvar la Tierra

Algo de filosofía para descubrir

¿De dónde vengo? Del arte, de la enseñanza: Idiomas, teatro y Clown, cantos étnicos… me llevaron a buscar despertar la capacidad expresiva de las personas, acompañándolos para que puedan comprender su situación, sus conflictos. Gradualmente, mis actividades se orientaron hacia el bien-estar y la salud, la comunicación, la sanación de vínculos, inspirándome de la filosofía andina, de sus valores – busqué estar presente a nivel social: anti-psiquiatría, mundo carcelario, 3era edad…

 

Cambio de paradigma arte

nadie cambia o sana en lo profundo si no comprende lo que le sucede

Aprender a observar, analizar para construir mejor


Cuanto más avanzaba, más imprescindible se hicieron nuevas herramientas para un buen vivir, en particular el sentido-común de la sabiduría ancestral y el valor de la asamblea como guardián del bien-común. Aprendimos a OBSERVAR y ANALIZAR – nadie cambia o sana en lo profundo si no comprende lo que le sucede y es el comprender que le permitirá elaborar en conciencia su propia estrategia – las personas, los espacios, los grupos se deben de reconsiderar sus estrategias para darle la fuerza que merecen sus proyectos.

Se aprende a OBSERVAR, ANALIZAR, DISEÑAR y PROYECTAR – nadie cambia o sana en lo profundo si no comprende lo que le sucede y es consciente de los desafíos de su tiempo – las personas, los espacios, los grupos se deben de reconsiderar sus estrategias para darle la fuerza que merecen a sus proyectos.


En este espacio quisiera compartir experiencias, observaciones, herramientas y propuestas para todos estos movimientos que están naciendo.

Semillas de Cambio – Recorriendo el territorio – proyectos de agricultura, reforestación…

 

Algo de mi recorrido

Mi deseo es descubrir y acompañar otras formas de pensar el cambio, principalmente en el campo. Una suerte de observador – me dicen «comunicador» que desea participar de la organización práctica y diseño de proyectos locales, sumar reflexión, resolver conflictos, generar alianzas, debate…

¿Qué puedo aportar? Bastante experiencia en construcción, diseño de espacios – proyectos, cierta experiencia en recuperación de suelos, fabricación de abonos y preparados ancestrales… y mucho que aprender en cultivos (rotaciones, asociaciones…), reforestación, comercialización…

En los últimos años, es con entusiasmo que me involucré en el «movimiento de Transición hacia la Agricultura Orgánica», en escuelas agrarias, comunidades y cooperativas (tanto en Buenos Aires como en Misiones el norte argentino), buscando estimular procesos locales contra el saqueo de nuestra Madre Tierra: producción local,

La antropología me permitió reconsiderar teorías, para salir de la técnica y volver a la vivencia pura. Este abordaje nos lleva a reconsiderar todas las enseñanzas recibidas, gradualmente comprendemos que el canto no es un producto – el espíritu de competencia es una aberración que nos puede enfermar.
¿Cuándo fue que dejé de considerar el otro como alumno (sin luz), paciente (porque espera de…) para repetir:

 

“Tu futuro depende de tí – sos tu mejor oportunidad”.

 

Se me abrieron las puertas, me permitió reformular: es indispensable el sentirse bien, y conocerse en una relación honesta y armoniosa con el otro/entorno. Este despertar nos enseña a liberarnos de las críticas, formas y teorías para encontrarnos con el canto.

Ir arriba